¿Deseas recibir nuestras noticias?

Te enviaremos e-mails sólo algunas veces por semana. ¿No es genial?

Suscríbete!

No enviaremos spam, sólo información sobre nuestros productos y servicios.

Author: admin

NWX Sessions

 

Por: Carlo Ramos, Director Creativo / New Circus.

El “design thinking” se ha erigido en los últimos tiempos como herramienta de gran utilidad enfocada a fomentar la innovación en las organizaciones de una forma eficaz y exitosa. Esto se debe a que, gracias a su aplicación, se generan importantes beneficios en el diseño de soluciones, permitiendo a las empresas obtener mejores resultados en su comercialización.

Así, el “design thinking” se presenta como una metodología para desarrollar la innovación centrada en las personas, ofreciendo una lente a través de la cual se pueden observar los retos, detectar necesidades y, finalmente, solucionarlas. En otras palabras, el “design thinking” es un enfoque que se sirve de la sensibilidad del diseñador y su método de resolución de problemas para satisfacer las necesidades de las personas de una forma que sea tecnológicamente factible y comercialmente viable.

Vemos, por tanto, que el “design thinking”, como su nombre indica, se centra en el proceso de diseño, dejando en un segundo plano el producto final, e integra enfoques de diferentes campos mediante la participación de equipos multidisciplinares que tienen como objetivo:

  • Adquirir conocimientos básicos sobre los usuarios del producto o solución, y sobre la situación o el problema que afrontan. Por lo tanto, pretende comprender al usuario.
  • Desarrollar empatía con los usuarios, mediante la observación de los mismos. Por lo tanto, es una metodología basada en observar al usuario.
  • Generar un usuario tipo para el cual se diseña la solución o producto, definiendo así el punto de vista a partir del cual se debe desarrollar el diseño.
  • Generar tantas ideas como sea posible. Por lo tanto, es necesario idear.
  • Construir prototipos de las ideas más prometedoras.
  • Aprender a partir de las reacciones de los usuarios al interactuar con el prototipo. Por tanto, es necesario dejar que prueben el producto mediante los prototipos desarrollados, y recabar información gracias a dicha interacción.

En resumen, el “design thinking” es una metodología de gran utilidad y que, cada vez más, es usada por las organizaciones más innovadoras para desarrollar productos y soluciones exitosas gracias al conocimiento sobre los usuarios y a la formación de equipos multidisciplinares que ofrecen diversos puntos de vista durante el diseño de los mismos. Y es que, por definición, esta metodología lleva implícita la necesidad de observar a los usuarios con el objetivo de buscar soluciones que se centren en ellos.

Construyendo Juntos

 

Imagen

Por: Carlo Ramos, Director Creativo / New Circus.

El verdadero aporte de la Cocreación como herramienta de trabajo

Hace unos meses nos llamaron para solicitarnos la creación de la nueva identidad visual para un colegio; nuevo caso que desde un inicio llamó nuestra atención y consideramos bastante atractivo por tratarse de una marca que brinda un servicio que trasciende en la vida de toda persona y que sin duda define mucho el rumbo que toma cada uno en el futuro. 

Christa McAuliffe es una institución educativa para niños y jóvenes muy inteligentes y hábiles pero con problemas de concentración, hiperactividad, lenguaje y lectoescritura; generalmente chicos que luego de clases, deben asistir a sesiones de terapia psicológica, aunque cuenten con un nivel intelectual promedio o superior.

Así, lo que inició como el encargo de una nueva identidad visual, derivó en un proyecto bastante completo, que fue desarrollado de principio a fin y a todo nivel, bajo los parámetros de la metodología de cocreación y que nos llevó por todas las fases del desarrollo de una marca, es decir, empezamos con una investigación profunda, seguidas de sesiones creativas y luego en base a estas desarrollamos la nueva identidad visual de la marca, el sitio web y la estrategia de manejo de RR.SS. Todo esto sumado a la convicción y el compromiso, tanto del cliente como de la agencia, de ir más allá y asesorarlos en el desarrollo de un nuevo modelo de negocio y trabajar la gráfica ambiental de la institución, por lo que podríamos asegurar que este caso terminó siendo un relanzamiento de marca total.

Cocreación de forma amplia y profunda

Las sesiones creativas, enmarcadas en el desarrollo de la metodología de cocreación, fueron muy importantes. En este caso no formaron parte del requerimiento inicial del cliente, sin embargo, en la agencia consideramos al colegio como un ambiente donde existen numerosas personas involucradas que sienten la marca como suya y cuyo enfoque no debía ser obviado del proceso. Por ejemplo, un alumno siempre tiene una visión ideal de como debería verse su escuela, porque es un espacio donde pasa la mayoría del tiempo, donde convive con sus amigos y al existir ese sentimiento tan arraigado de pertenencia, pensamos que la mejor metodología consistía en involucrar de manera activa a los alumnos en la construcción de la nueva identidad visual, a través de estas sesiones participativas.

Por eso consideramos que este proyecto se realizó con esta metodología aplicada hasta el último detalle, hecho que se ve reflejado en que el logotipo final tuvo como punto de partida un boceto desarrollado por un alumno en base a un concurso.

Para lograrlo, primero realizamos sesiones creativas para obtener información sobre que piensan los alumnos de su colegio, como se identifican y después en base a los resultados organizamos el concurso en el que participaron todos los estudiantes del Christa McAuliffe.

Gracias a estas sesiones tuvimos la oportunidad de conocer el verdadero vínculo que existe entre ellos y su colegio y es que a través de un focus o una discusión, no siempre se pueden extraer todas las emociones involucradas, pero cuando ellos interactúan entre si y los observas mientras crean un collage o un mental map, esto da una mejor y más precisa perspectiva de como es la vida en la comunidad. 

Vale la pena

Definitivamente es más complicado desarrollar un proyecto cumpliendo con estas condiciones de Cocreación ya que en este caso no todo depende de nosotros como agencia. Desde el punto de vista de la planificación del proyecto es muy difícil coordinar las sesiones, las entrevistas y los concursos porque el cliente tiene sus fechas y dependemos de ellas. Pero definitivamente vale la pena realizar un proyecto con estas características.

Quizá lo más significativo que nos dejó este caso fue el aporte que se hizo en cuanto a la futura implementación de dinámicas similares en el día a día del colegio. Y es que luego de las sesiones creativas, quedó claro que los alumnos de Christa disfrutan mucho de actividades de este tipo y concluimos que son chicos que por su naturaleza, no trabajan muy bien cuando se les imponen tareas, pero, al contrario, con estas actividades participan muy bien ya que a través del arte ellos pueden canalizar su energía y expresarse mejor que con palabras. Ese creemos que es el verdadero y principal aporte, ya que todas estas conclusiones fueron comunicadas a la directora quien recibió este análisis de forma bastante positiva y entusiasta, comprometiéndose a realizar más dinámicas de este tipo.

De este modo la investigación no solo sirvió para diseñar la nueva identidad y punto sino sirvió también para mejorar la vida de los alumnos y que todos los servicios que ofrece el colegio estén alineados con su realidad; ese es el verdadero objetivo de la cocreación: Descubrir los deseos y las necesidades más profundas y alinear todo el servicio o producto para que mejore la vida de los usuarios.

¡Conéctate con el usuario!

ann voo

Conversación con Natalia Weimann, nuestra Project Manager acerca de la metodología de cocreación

Parte de nuestra filosofía como agencia radica en la importancia que le asignamos a la participación del cliente en los procesos que implican el desarrollo de cada uno de los proyectos que manejamos. Ésta no es una decisión tomada al azar sino, consideramos que es el camino que deberían seguir todos aquellos que trabajamos con marcas ideadas para satisfacer las necesidades de personas.

Algunas de estas acciones se enmarcan dentro de lo que se conoce como metodología de cocreación. Si bien hemos tocado este tema en algunas oportunidades anteriores, creemos que era necesario ahondar un poco más en este aspecto y que mejor manera de hacerlo que conversando con Natalia Weimann, nuestra Project Manager quien conoce a profundidad este tema y que dirige en colaboración con nuestro Director Creativo Carlo Ramos, la mayoría de casos en los que involucramos estas dinámicas.

Antropóloga cultural, experta en CX, UX y embajadora de la Interaction Design Foundation. Natatalia se tomó un té con nosotros para hablar sobre cocreación y aquí está el resultado.

Natalia, coméntanos, ¿Qué es la Cocreación?

Cocreación es un término muy amplio y su significado depende mucho del contexto en el cual se usa. La definición más básica es crear (creación) en conjunto (co). Si bien la palabra no determina todavía quien está creando, ni como lo hace, ni que está siendo creado; si implica la existencia de tres cosas: la actividad misma de creación, el resultado previsto de esta actividad (siempre se crea “algo”) y al mínimo dos actores que realizan aquella actividad juntos.

Si aplicamos cocreación al contexto, por ejemplo, de la investigación con usuarios de una marca, ya podemos definir quienes son los actores (usuarios, investigadores, diseñadores y representantes de la marca) y que están creando (el valor de la marca). Sin embargo, aún no aclaramos “como” se está creando.

Y es que existen varios métodos de crear en conjunto dentro de la metodología de cocreación. Entre ellos se encuentran las sesiones de cocreación por ejemplo o la constante y sistemática interacción con los usuarios de las redes sociales de una marca.

En su sentido más amplio desarrollado por C.K. Prahalad, cocreación es una filosofía de como debería funcionar la sociedad del futuro, donde los usuarios tienen el poder de participar con los mismos derechos en la creación del valor por el cual acuden a las marcas.

¿Cuál es el objetivo de la Cocreación?

El objetivo de cocreación es sobre todo empoderar a las personas. Darles la voz para que puedan hablar sobre lo que sienten, piensan, proyectan. Obviamente, con el fin de ofrecer a tus clientes un mejor producto, servicio o marca y además fidelizar a sus usuarios, ya que siempre te vinculas más con lo que tu mismo has creado “con tus propias manos”. Pero para mí lo más importante de la filosofía cocreación es su dimensión social, es el hecho de dar la base para lo que llamo “empowering design”.

¿Qué dinámicas o acciones concretas componen una metodología de Cocreación?

Como ya mencioné, una de las dinámicas puede ser la sesión de cocreación. Durante esta sesión se puede aplicar varias herramientas, en verdad todo depende de la creatividad de la persona que tiene el rol del moderador, al punto que yo diría que hay tantos escenarios para una sesión de cocreación como investigadores especializados en este tema.

Sin embargo, entre las acciones que forman la metodología de cocreación se puede encontrar mucho más, desde el análisis de redes sociales de la marca, una observación de tendencias en estilos de vida de los usuarios, técnicas etnográficas cuando se establece un diálogo entre el investigador y las personas e incluso concursos online organizados gracias a las plataformas de cocreación especializadas en este tipo de acciones. Y mucho más, pero el principio es uno: !¡Conéctate con el usuario!

¿Cuál consideras tú que es el principal aporte del uso de esta metodología durante el proceso de construcción de marcas?

El mismo que en el caso de productos o servicios, siempre se trata de la construcción del valor que ofreces. Si quieres ofrecer algo que en verdad las personas buscan, primero tienes que saber que les falta y de que están soñando. El valor generado en conjunto es lo que cumple estos sueños. Ojo que los usuarios no te dirán que exactamente hacer; te revelarán sus necesidades pero como responder a ellas requiere el esfuerzo creativo del equipo de innovadores.

Esta metodología ¿Se puede aplicar a cualquier tipo de marca (cliente) o existe alguna restricción?

No hay restricciones, es una metodología universal que se aplica tanto a las marcas, como productos y servicios, tanto comerciales, como NGO’s. Es más, se puede aplicar esta metodología dentro de la empresa involucrando a los propios empleados si el objetivo es por ejemplo la mejora de la cultura corporativa.

¿Cuáles son las principales trabas que se presentan al momento de aplicar la metodología de Cocreación?

Las mismas que en el caso de cualquier investigación o proceso creativo que requiere colaboración con las personas; como conseguir a los participantes con un perfil adecuado, como manejar los tiempos (el proyecto tiene su deadline pero los participantes tienen su vida), como motivar a las personas, etc. Además están las cuestiones metodológicas si la presencia del investigador durante una sesión de cocreación o una entrevista no influye demasiado en los resultados, si la interpretación de la información obtenida es correcta, si los insights extraídos son los más importantes… En este caso, es un tema tan subjetivo como el diseño que viene tras esto y la única manera de saber si hicimos todo correctamente es evaluar la marca, el producto o el servicio después de lanzarlo.

¿Consideras que en algunos casos, puede resultar forzado aplicar esta metodología o al contrario crees que es la forma más natural de desarrollar un proyecto?

Para mí es, sobre todo, una forma más ética. Si la podemos aplicar siempre? Definitivamente creo que si por que en verdad es válido usarla durante todo el proceso, desde la fase conceptual, a través de la creación, hasta la validación. Incluso en el caso de innovación radical que esta basada en la intuición de un genio, es recomendable validar el producto/servicio/marca con sus potenciales usuarios.

¿Por qué crees que, a pesar de ser bastante útil, esta metodología no es muy usada por las agencias en nuestro país? A qué se debe?

Desconocimiento. El mercado local es todavía muy inmaduro en cuanto a temas de innovación o UX que tienen mucho que ver con cocreación. No hay carreras adecuadas, ni siquiera hay discurso público sobre esta metodología. Sin embargo, estamos en un momento de cambio y es responsabilidad de los pocos profesionales que la conocemos, estudiamos y aplicamos el educar al mercado y ayudarle a seguir las metodologías que en otras partes del mundo hace tiempo están bien asimiladas.

¿Crees que en un futuro cercano esta debería ser una práctica recurrente a la hora de emprender un proyecto de construcción de marcas?

Marcas, productos, servicios; en cada uno de estos casos se debería seguir los principios de cocreación. Es el futuro del mercado y debemos desarrollar nuestro propio capital humano capaz de implementar los procesos adecuados. Otra vez, la educación es el primer paso como la base de todo.

10) ¿Cuál fue tu primer acercamiento con esta metodología? Coméntanos el caso por el cual la descubriste.

Conocí la cocreación en mi primer trabajo, un research lab en Polonia. Ahí fuimos uno de los primeros que empezaron a usar esta metodología en el proceso del diseño de productos y servicios en el mercado polaco. Como antropóloga cultural, conocí varias herramientas de investigación con los usuarios, así que al inicio la cocreación era para mi solo una más de ellas.

Realizamos las sesiones en paralelo con entrevistas a profundidad y etnografía, obteniendo bastantes insights que sirvieron para desarrollar los mejores productos y servicios en ese tiempo.

Nuestros proyectos fueron ganadores de varios premios al nivel local e internacional. Trabajamos con marcas como VOX (muebles para niños Meeee y Young Users), Amica (línea de hornos exclusivos Integra y Fusion), SWPS (nuevo programa de educación superior), entre otros. Después de salir de la empresa y empezar de trabajar en un tech startup en Barcelona, empecé a investigar sobre cocreación por mi cuenta y fue en ese momento cuando realmente lo entendí a todos sus niveles. Desde entonces ya no lo veo como solo una de las herramientas, sino como toda una filosofía.

TNSR – Tenemos Razón

 

Brand identity system desarrollado para TNSR, una conocida marca peruana de ropa urbana que nació en la calle y busca permanecer en ella y que además se caracteríza por ser auténtica.

Más que una marca, podemos afirmar que TNSR se plantea como una filosofía de vida que impulsa la reafirmación y el desarrollo de conocimientos a través de la expresión creativa y la dinámica deportiva, promoviendo la apropiación de la calle como mecanismo para transformar las cosas.

El nuevo logotipo fue concebido para ser el reflejo de esta identidad distinta y directa de manera simple y buscando construir una imagen honesta con un toque de rebeldía.

Cabe resaltar que este caso fue complementado con un manejo de RR.SS que incluyó una campaña de lanzamiento que generó el camino para el afianzamiento de esta nueva etapa de la marca.

ImagenImagen

 

Imagen

Imagen

Imagen


Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

The World of Christa

 

Video de nuestro más reciente trabajo realizado para el Colegio Christa McAuliffe. Un proyecto bastante completo que fue desarrollado de principio a fin y a todo nivel, bajo los parámetros de la metodología de Cocreación y que nos llevó por todas las fases del desarrollo de una marca. Es decir, empezamos con una investigación profunda, seguida de sesiones creativas y luego en base a éstas desarrollamos la nueva identidad visual y toda la comunicación.

New Circus – Play First!

Play First!

 

Por: Carlo Ramos –  Director Creativo / Newcircus

Desde que el hombre aprendió a caminar en dos pies (y tal vez desde antes), el juego ha sido una herramienta fundamental que le ha permitido conocer el mundo, entenderlo y finalmente adaptarse a él.

Este el punto de partida para crear ya que solo a través de los procesos lúdicos es que damos rienda suelta a la imaginación, sin límites ni represión alguna. Lo que imaginamos solo puede convertirse en realidad si es que primero jugamos.

Posee la capacidad de integrar a las personas, los imaginarios y las visiones desde una perspectiva holística. Además, destruye barreras, construye lazos, ejercita los sentidos, diluye temores y estimula mentes.

Es solo a través de él que los individuos se revelan a sí mismos, tal y como son, descubriendo todas sus potencialidades, generando conocimiento de la forma más natural que puede existir y promoviendo la interrelación entre personas como ninguna otra dinámica lo hace.

Jugar te otorga la capacidad de regresar al punto de partida, te transporta a ese lugar y ese tiempo en el que todo nace; te permite equivocarte, aprender a caminar nuevamente y finalmente crear. Es por eso que para nosotros, el equipo de New Circus, jugar no es cosa de niños, sino una necesidad que impulsa cada uno de nuestros proyectos: Primero jugamos y luego materializamos lo que se produce a partir de ese flujo de imaginación.

New Circus – Play First!

Words create Worlds

 

No hace falta ser muy sabio para darse cuenta de lo importante e imprescindible que son las palabras en nuestra vida; sabemos que a través de ellas nombramos todo lo que nos rodea, describimos el mundo en el que vivimos y nos comunicamos con todos a nuestro alrededor. Sin embargo, es poco común que nos detengamos a reflexionar acerca de su verdadero poder y el rol que desempeñan en la sociedad. ¨Eres responsable ante tus palabras¨ hemos oído cientos de veces, pero siendo sinceros, ¿cuánto realmente interiorizamos esta frase y entendemos su real dimensión? ¿cuánta conciencia poseemos acerca de su significado para nosotros, los investigadores y diseñadores? Si bien nos queda claro que éstas se enmarcan dentro del design thinking, la cocreación y el diseño socialmente responsable; no siempre entendemos su objetivo principal: Descubrir la verdad y crear un futuro mejor para la humanidad.

El Poder de la Palabra

Su nacimiento dio origen a lo que quizá es lo mejor que le ocurrió al ser humano: La aparición de la lengua, que a su vez fue el hito que marcó el camino de su proceso evolutivo. Y es que las palabras aisladas no significan nada y solo cobran sentido cuando se enmarcan en este sistema estructurado que es la lengua, o como afirmaba el famoso arquitecto Le Corbusier: «Bautizar no es un acto puramente clasificador, sino un rito de iniciación, de pertenencia a un todo significado, fuera del cual sólo queda un eco repetido e incomprensible del nombre».

Por otro lado, la palabra (entendida a todos sus niveles) posee gran influencia en la forma en la que el ser humano conceptualiza y memoriza la realidad y además, es la principal responsable en la formación de imaginarios colectivos. Todas las culturas del mundo tienen sus cimientos en ella, ya sea en la de todo un pueblo a través de las tradiciones orales, la de algún líder a través de algún discurso memorable, o en la de algunas luminarias a través de publicaciones y textos.

Su poder incalculable se expande a infinidad de ámbitos, es por eso que las palabras exactas y bien concatenadas pueden lograr cualquier objetivo, ya sea bueno o malo; esto debido a que su capacidad creadora, generadora de historias, metáforas y universos de ensueño es ilimitada. Por este mismo motivo su uso amerita una enorme responsabilidad que muchas veces no es tomada en cuenta por los emisores.

Espejo que deforma la realidad

El significado de una palabra es el concepto del que es portadora; es decir, cada grupo humano le otorga a las palabras un significado distinto. De este modo, un árbol para nuestro redactor creativo que nació y vivió en Lima toda su vida, es un tronco coronado por una copa no muy frondosa, con hojas pero sin frutos; mientras que para nuestra proyect manager nacida en Polonia, drzewo (traducción al polaco de árbol) representa un pino enorme que desprende un fuerte olor a resina y que posee ramas llenas de agujas que dejan marcas rojas en la piel si es que tratas de agarrarlas. Esto se debe a que el significado que le damos a una palabra, con todo su concepto detrás, se origina a raíz de nuestras experiencias previas con los fenómenos similares que intentamos describir y clasificar.

Pero ¿por qué a este fenómeno corresponde esta palabra y no otra? ¿Cómo el ser humano al principio sabía que aquella copa con hojas pero sin frutos o aquel pino con olor a resina se llamarían árbol y drzewo respectivamente? Esto se debe a que la relación entre el fenómeno y la palabra es arbitraria por que la fuente original del lenguaje y del conocimiento no está en la lógica sino en la imaginación. Por esto nuestra descripción del mundo en palabras, no es más que una interpretación, una metáfora de la realidad que la deforma y que solo puede acercarse a la verdad pero nunca llega a expresarla directamente.

En búsqueda de la verdad

La palabra es solo una parte del sistema de signos y símbolos que construyen nuestro lenguaje. Todos los elementos de este sistema tienen las mismas características: La relación entre ellos y la realidad es arbitraria y su significado es relativo. De este modo, diferentes sistemas de signos y símbolos construyen diferentes culturas; diversos mundos con sus propias reglas de vivir e interactuar entre sus miembros. Y al hablar de mundos no nos referimos a culturas lejanas estudiadas por antropólogos, sino a las comunidades en las cuales vivimos día a día, las empresas donde trabajamos, incluso nuestras propias familias con sus propios códigos de comunicación y conducta creados por sus miembros y entendibles solo para ellos.

Cuando creamos una marca, un producto o un servicio; lo que realmente hacemos es crear un nuevo sistema de signos y símbolos a través del cual comunicamos ciertos valores y despertamos ciertas emociones que generan experiencias en nuestros usuarios. Estas experiencias logran que vean el mundo (y a sí mismos) desde otra perspectiva, como si fueran lentes mágicos que cambian el color y la forma de la realidad; generan comportamientos diferentes que son parte de un estilo de vida nuevo, adecuado a su nueva visión del mundo. Así queda claro que los signos y símbolos que usamos tienen el poder de cambiar la realidad, ya sea para bien o para mal, dependiendo de nuestra voluntad y responsabilidad como comunicadores.

Es por estos motivos que consideramos que nuestro deber como agencia y como seres humanos es acercarnos lo más posible a la verdad, interpretando la realidad de una forma más sincera. Esto se puede lograr únicamente comparando las perspectivas de todas las personas involucradas en nuestros proyectos, con todas sus diversas experiencias e interpretaciones del mundo. Como design thinkers somos empáticos, escuchamos, observamos y tratamos de entender a los usuarios, sintiendo como ellos y poniéndonos en sus zapatos; encontrándonos con ellos en las sesiones cocreación para construir juntos el valor de lo que sea (la marca, el producto o el servicio). Solo así podemos crear un mundo mejor para todos, un mundo sincero y puro en el que nosotros mismos queremos vivir.

Words create Worlds!

Siete Sopas – 24 horas

Christa / Street Art Revolution

Branding Inmobiliario

Muchos de nosotros que estamos en el sector inmobiliario queremos saber qué nos depara el 2018 y de igual forma cuáles son las tendencias en el mercado, tanto a nivel estratégico como de diseño de productos.

Empezaremos diciendo que para este año, la consultora Total Market Solutions prevé un crecimiento del sector construcción de 3.7% en proyectos de infraestructura. Solon King, su presidente ejecutivo, manifiesta que este crecimiento viene impulsado por los mayores desembolsos de proyectos de inversión.

Un punto importante que esta consultora destaca es que el sector construcción se ha dinamizado de forma consistente en provincias y existe un potencial de expansión en el interior de nuestro país.

La clase media es el nicho de mercado en el que las constructoras se están enfocando y por ello planean ofrecer inmuebles acordes a este segmento. Notemos que aquí se está presentando demanda por departamentos de un dormitorio y es que al parecer -al igual que en países del hemisferio norte- los jóvenes se están independizando a una menor edad. Esto significa que un joven prefiere irse a vivir solo antes que permanecer en la casa de sus padres, lo que en Perú es algo común en la clase media.

En cuanto a los diseños, podemos ver que la tendencia a utilizar nuevos materiales en las fachadas está apareciendo en nuestro entorno. Se nota también una mayor colaboración entre estudios de arquitectos, diseñadores de interiores, expertos en branding inmobiliario, lo que hace posible proyectos más suntuosos y atractivos.

También debemos destacar que muchos proyectos están abordando la necesidad de valor el ocio y el tiempo libre, factores que agregan mayor valor y brindan experiencias de vida. La sofisticación del público objetivo es ahora mucho más pronunciada que hace un par de años.

El naming inmobiliario, el proceso cuyo producto es el nombre que adopta un proyecto, es ahora un punto vital dentro de estas tendencias. Los nombres ahora se vinculan a lugares, distritos, personas, a la marca de una ciudad, entre otros.

Todos estos puntos que hemos resaltado forman parte de la estrategia que todo negocio inmobiliario debería acoger. Aquí en New Circus hemos atendido a muchas empresas inmobiliarias, haciendo que vayan un paso más allá en este mercado de gran cambio y para el que es necesario mantenerse muy informado de las tendencias actuales.

Save

Save